Coca o pastel de yogur de limón

La coca o pastel de yogur, es un tradicional bizcocho, ideal para tomar a la hora de desayunar o de merendar acompañado de un buen vaso de leche, y que pueden tomar tanto los más pequeños de la casa como los más mayores. Además probablemente sea una de las recetas de postres más sencillas de hacer así como de las más populares.

Si nunca has probado a hacer una coca de yogur de limón, no dejes de intentarlo porque es muy fácil de preparar y podréis comerla tal cual o usarla como base para hacer tartas diferentes. Por otra parte si no tienes un yogur de este sabor a mano, puedes probar a añadir un poco de ralladura de limón y si tampoco cuentas con ello, no te preocupes, con un yogur natural o de cualquier otro sabor, también te quedará deliciosa.


¿Y sabes cuál es el verdadero motivo por el que esta receta resulta tan, tan sencilla de hacer y de recordar? Porque tan solo tendrás que recordar 1,2,3, ya que estas son las medidas que vas a necesitar: 1 yogur y 1 de aceite de girasol, 2 de azúcar y 3 de harina, y para ello vas a usar, por supuesto, el envase de un yogur vacío.

Coca de yogur de limón

Ingredientes

  • 1 yogur de limón
  • 1 medida (con el vaso del yogur) de aceite de girasol
  • 2 medidas(con el vaso del yogur) de azúcar
  • 3 medidas (con el vaso del yogur) de harina
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Mantequilla o margarina para engrasar el molde

Elaboración

Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a 180ºC durante diez minutos con calor arriba y abajo. Mientras tanto se echa en un bol el yogur y se baten los huevos junto con el azúcar, para después agregar el aceite y la levadura con la harina. Usa la batidora eléctrica para mezclar bien después de añadir cada nuevo ingrediente.

Se aconseja usar una batidora con varillas en lugar de hélices, ya que con las primeras se introduce en la base aire, consiguiendo que la masa del bizcocho tenga más esponjosidad y volumen.

Cuando tengas una masa fina y homogénea, vuélcala sobre un molde desmontable que previamente habrás untado con un poco de mantequilla y espolvoreado después con harina. De esta manera te resultará mucho más sencillo desmoldar la coca después.

Hornea durante media hora aproximadamente a 180ºC o hasta que veas que cuando introduces en el centro del bizcocho la punta de un cuchillo, ésta sale completamente limpia. En cualquier caso hay que intentar no abrir la puerta del horno antes de tiempo ya que el bizcocho podría deshincharse. Desmolda y deja enfriar antes de servir.