Chipá de queso apto para celíacos

La Celiaquía es una intolerancia crónica del intestino al gluten de la harina de Trigo, Avena, Cebada y Centeno (T.A.A.C.), que produce una mala o nula absorción de los nutrientes. El único tratamiento indicado para las personas celíacas es una alimentación sin gluten, es decir, una dieta sin T.A.A.C. Esto logra la recuperación del estado nutricional y la prevención de otras complicaciones que pudieran aparecer a largo plazo como consecuencia de esta intolerancia.

A la hora de cocinar se deben sustituir los cereales mencionados por maíz, arroz, soja, papa, mandioca, todos ellos libres de gluten. Aprender cómo usar estos alimentos sustitutivos con propuestas simples y variadas, hará que sea más fácil cumplir con las recomendaciones específicas de médicos y nutricionistas.

En esta receta, te proponemos el clásico chipá para que cuentes con una idea sabrosa para cualquier paladar, y puedas utilizarla para acompañar unos mates, una picada o simplemente para entretener tu apetito.

Exquisitos y adictivos.

Exquisitos y adictivos.

Tiempo de preparación: 15 min más tiempo de reposo
Tiempo de cocción: 15 min

Ingredientes

  • 1 kg de fécula de mandioca
  • 3 huevos
  • 100 gr de manteca
  • 1/2 litro de leche
  • 250 gr de queso sardo
  • 250 gr de queso Holanda o tipo Mar del Plata
  • sal

Nota: puede usarse menos queso pero no mayor cantidad. Tampoco superar la cantidad de leche para no generar una masa demasiado blanda que impida la formación de bollitos recordando que la masa no tiene gluten por lo tanto no quedará elástica.

Preparación

  1. Rallar el queso sardo y cortar el Holanda en cubitos.
  2. Agregar los huevos y la manteca (no derretirla) a la fécula de mandioca.
  3. Incorporar la sal, el queso y mezclar bien todo.
  4. De a poco volcar la leche cuidando la consistencia de la masa para no pasarnos.
  5. Amasar suavemente un poco hasta integrar homogéneamente todos los ingredientes.
  6. Dejar reposar la masa una hora tapando con repasador.
  7. Armar bollitos o roscas de 30 gr aproximadamente.
  8. Cocinar al horno a 180 ° durante 15 minutos hasta que estén dorados.
  9. Retirar inmediatamente para que no se quemen.