Canelones de pollo caseros

Los canelones son una comida de la familia de las pastas, pero luciendo mayores proporciones de relleno, lo que nos permite probar múltiples combinaciones de ingredientes y sabores. Si bien te presentamos la receta de canelones caseros, te ofrecemos el atajo de comprar los discos de panqueques en caso de que necesites economizar tiempo. O puedes elaborarlos en forma casera leyendo pasta para canelones.

Rinde: 6 personas
Preparación: 1 hora

Canelones de pollo

Ingredientes

  • 24 discos para canelones o panqueques
  • 1/2 kilo de pollo (sobras de pollo asado o hervido)
  • 1 cebolla
  • 1 litro de leche
  • 50 gr de manteca
  • 50 gr de harina
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 150 gr de queso rallado
  • salsa de tomate
  • sal, pimienta

Preparación del relleno

  1. Pelar y cortar la cebolla en juliana fina.
  2. Dorar la cebolla 15 minutos a fuego lento en una sartén con una cucharada de manteca y un chorrito de aceite.
  3. Quitar la cebolla ya confitada, y usar la misma sartén para colocar las sobras de pollo y la verdura asados finamente triturados.
  4. Condimentar con sal y pimienta a gusto.

Preparación de la salsa bechamel

  1. Derretir la manteca a fuego bajo y agregar la harina batiendo dos minutos hasta formar una mezcla homogénea.
  2. Añadir la leche sin dejar de batir, salar y pimentar.
  3. Añadir la nuez moscada en polvo.
  4. Luego de 5 minutos de hervor retirar del fuego cuando la consistencia sea homogénea.
  5. Precalentar el horno moderado.
  6. Mientras calienta el horno, colocar 3 cucharadas colmadas soperas de salsa bechamel al relleno de pollo y revolver bien.
  7. También verter una cucharada de salsa bechamel a cada disco de canelones antes de echar el relleno.
  8. Colocar una porción de relleno sobre cada disco y enrollar.
  9. Acomodar los canelones en una bandeja para horno untada de salsa de tomates previamente.
  10. Cubrir con la salsa bechamel restante los canelones en forma pareja y llevar al horno 5 minutos.
  11. Cubrir el plato con queso rallado, gratinar un instante en el horno y servir.

Es un excelente plato para preparar en cantidad y congelar para momentos de apuro. Utilizar las sobras de comidas para los rellenos permitirá variar los sabores y aprovechar los alimentos de tu cocina.