Budín de queso

Suave, cremoso y light

El budín o pudín, puede servirse frío o caliente y ser dulce o salado. En este caso utilizaremos el queso y la reina de las salsas, la salsa blanca o bechamel.

Tiempo aproximado de preparación: 60 minutos

Rinde: 6 porciones

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 taza de crema
  • 1 taza de salsa de tomates
  • 400 grs de queso gruyere rallado
  • Sal y pimienta
  • Salsa blanca o bechamel

Preparación

Batir los huevos salpimentados, incorporar el queso, el tomate y la crema. Viértalo en un molde enmantequillado apto para llevar al horno, llevar a horno pre-calentado.

Para saber si está listo, pínchelo con un palito de brocheta, si esta sale seca, está listo. Sacar del horno y desmoldar.

Preparar una salsa blanca y añadirle un poco de queso. La salsa se sirve muy caliente en una salsera, para que los comensales añadan al budín a su gusto. Servir el budín decorado con trocitos de queso cortado en diferentes formas.

Es un plato ideal para entrada, aunque si utilizas moldes pequeños, puede servir para el cóctel también acompañados de salsa blanca para untar. Son espectaculares para acompañar nuestra bebida preferida.

Una variación de esta preparación es la incorporación de tomates secos a la receta. Si los incorporas, puedes utilizar unos trocitos de tomate para decorar.