Budín de duraznos

Este postre de duraznos puede realizarse con cualquier fruta que se pueda adquirir en lata; peras, ananás, y hasta ensalada de fruta.

Si no consigue el durazno en lata, lo puede realizar usted, pelando los duraznos, partirlos al medio y descartando el carozo. Lo cocina en agua azucarada en una olla a fuego muy bajo, por 15 minutos. Los duraznos o peras, deben quedar tiernos pero firmes.

Tiempo estimado de preparación: más de 4 horas

Este plato rinde para 6 personas

Ingredientes

  • 800 gramos de duraznos en almíbar sin escurrir (una lata)
  • 159 ml de jugo de naranja
  • 4 sobrecitos de gelatina sin sabor
  • 2 cucharadas de pistachos
  • 2 cucharadas de licor de amaretto
  • 2 cucharadas de avellanas
  • Aceite

Preparación

Escurrir los duraznos, conservar el almíbar aparte. Licuar los duraznos con el jugo de naranja.

Remojar la gelatina sin sabor en agua fría, escurrirla, colocarla en un recipiente con el almíbar y disolverla a fuego lento. Agregar el licor y dejar entibiar. Luego unir la gelatina al licuado de duraznos.

Volcar la preparación en un molde o budinera aceitada o impregna con rocío vegetal y mantener en la heladera durante 4 horas. Es importante dejarlo en la heladera y no en el frízer o congelador ya que se debe solidificar sin que se escarche.

Pasado ese tiempo, desmoldar el budín y espolvorear con pistachos y avellanas bien picadas.