Arroz a la cubana, con panceta, huevo y banana

El arroz es un alimento de lo más apreciado dentro de las dietas mediterráneas. Es un cereal que ofrece infinidad de posibilidades en cuanto a su elaboración. Contiene muy poca grasa y aporta muchas proteínas, por lo que debería ser consumido por todas las personas que realizan esfuerzo físico e intelectual.

El arroz es uno de los cereales más consumidos en todo el mundo, siendo el principal alimento de las dos terceras partes de la humanidad. A pesar de su alto valor energético, es un cereal que debe ser acompañado por otros alimentos como carne, leche y pescado para tener una dieta equilibrada en proteínas.

En esta receta lo acompañamos con huevo frito, plátano y panceta, como es su preparación original. El huevo nos va a proporcionar multitud de proteínas y grasas, además de vitamina B12 y hierro. Al combinar el arroz con el plátano frito, se va incrementando su valor energético, por lo cual esta receta es muy apropiada para niños y deportistas.

Arroz a la cubana, sale en verso, con panceta, huevo frito y banana.

Arroz a la cubana, sale en verso, con panceta, huevo frito y banana.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Rinde: 4 personas

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz (200 gr)
  • 4 huevos
  • 4 bananas ni muy verdes ni muy maduras
  • 200 gr de panceta ahumada
  • 50 gr de manteca
  • sal

Preparación

  1. Cocer el arroz en una olla con una pizca de sal, cuidando que no se pase y según las instrucciones de su paquete,de acuerdo con el tipo de arroz utilizado.
  2. Mientras esperamos, pelar los plátanos y cortarlos a lo largo por la mitad.
  3. Cuando el arroz esté casi listo, calentar en una sartén la manteca a fuego medio y añadir las bananas, dorándolas de ambos lados.
  4. Retirar los plátanos fritos de la sartén y reservar.
  5. En esa misma sartén añadir la panceta cortada en tiras gruesas y  saltearla de ambos lados. Retirarlas y reservar.
  6. Volcar el arroz hervido en un escurridor, mientras preparamos los huevos en la misma sartén donde se doraron los plátanos y la panceta, usando los mismos restos de manteca que quedaron en la sartén. Si fuese insuficiente, se puede agregar aceite de oliva.
  7. Salar cada huevo y sacarlos de la sartén cuando estén a tu gusto.
  8. En esa misma sartén volcar el arroz hervido bien escurrido, para que tome el sabor de la manteca y el plátano, removiendo unos minutos y probando la sal, para añadir si es necesario.
  9. Colocar el arroz en moldecitos individuales compactándolo bien, y luego volcar cada molde en un plato, dándole unos golpecitos para desmoldar. Acompañar cada montoncito de arroz con dos mitades de banana y un huevo.
En una de sus variantes lleva salsa de tomates y cebolla rehogada para saborizar el arroz y unos dientitos de ajo picados finos.

En una de sus variantes lleva salsa de tomates y cebolla rehogada para saborizar el arroz y unos dientitos de ajo picados finos.

¡Un secretito!

Se puede usar un vaso o taza para dar forma al arroz, sólo tener en cuenta no quemarse si el recipiente tiene paredes finas, ya que el arroz estará bien caliente al volcarlo.

Variantes

  • Suele utilizarse un tomate frito en lugar de banana, desvirtuándose así la receta original. O bien puede agregarse el tomate además de la banana, si es que te agrada la combinación.
  • También es muy común utilizar salsa de tomate para derramar por encima del arroz, y aquellos que no gustan del tomate pueden reemplazarla por salsa de soja.
  • Si mezclas el arroz con cebolla rehogada en aceite de oliva, lograrás un sabor mucho más delicioso.
  • Pueden dorarse algunos dientes de ajo y echarlos picados por encima del arroz, para perfumarlo sin que se note.