8 leches vegetales: llegó la hora de valorar sus beneficios

Las leches vegetales son bebidas que no tienen lácteos en su composición. Se elaboran a partir de alimentos de origen vegetal, por lo que su nombre correcto es bebida vegetal. Si nunca has bebido alguna de ellas, debes tomarlas muy frías, y agitarlas bien antes de beberlas.

Hay gran variedad de bebidas vegetales en el mercado, y pueden elaborarse a partir de cereales (arroz, avena, centeno), legumbres (soja), frutos secos (avellanas, almendras) u otros. Pueden contener azúcar para mejorar su sabor, y también suelen tener suplementos artificiales de vitaminas porque gran parte del calcio del alimento se pierde durante el proceso de elaboración de la bebida vegetal.

Se asemejan por su apariencia a la leche de vaca, pero las bebidas vegetales tienen un sabor más dulce y son más ligeras para el estómago.   

Se asemejan por su apariencia a la leche de vaca, pero las bebidas vegetales tienen un sabor más dulce y son más ligeras para el estómago.

Modo de elaboración

En general, se deja en remojo la materia prima, ya sea fruto seco, arroz, cereal, legumbre o semilla, y al ablandarse se trituran pasando por colador fino y se echa agua hirviendo que caerá en un recipiente que ubicaremos bajo el colador. La medida de agua dependerá del grado de concentración que se pretenda. Te presentamos sólo algunas recetas de la mútiple variedad de bebidas vegetales que pueden elaborarse.

Algunas bebidas vegetales, sus ventajas y su receta

Leche de soja

Con medio kilo de soja obtendremos 3 litros de leche si la sumergimos en agua durante un día, y al ablandarse la trituramos hasta hacer una pasta. La pasamos por un colador fino y le echamos agua hirviendo, y caerá en un recipiente que pondremos debajo del colador, la leche de soja. La cantidad de agua dependerá del grado de concentración que queramos obtener. Luego se hierve la leche de soja para poder digerir bien. Se le agrega canela, azúcar o miel para endulzarla, se consume enseguida y conserva en heladera no más de dos días. Esta bebida vegetal tiene un rico contenido en proteínas, poca grasa, y bajas calorías. Ayuda a disminuir el colesterol en sangre, y a la nutrición del sistema nervioso. Debemos compensar su escaso contenido de calcio con vegetales de hojas verdes, sésamo y yoghurt u otros lácteos fermentados.

Leche de arroz

Con 300 gr de arroz hervido en un litro de agua, se tritura hasta que quede una pasta y se pasa por colador fino, pudiéndose endulzar con azúcar y miel y saborizar con canela o vainilla.Es una leche que se obtiene por fermentación, en etapas, del grano de arroz molido y cocido. Es refrescante y digestiva, recomendable para personas con digestión lenta o estómago frágil y delicado. Ideal para esos días en que nuestro organismo no tolera ningún alimento ya sea por indigestión, gastroenteritis, posoperatorios, vómitos o diarreas. Es rica en hidratos de carbono y azúcares, y pobre en grasas. No tiene abundante contenido proteico ni de calcio, por lo que debe ser complementada con la dieta. Es de las más económicas y suele sustituir a la leche de soja cuando las personas son alérgicas a las legumbres y cereales, o tienen intolerancia a la lactosa. Aporta magnesio y se la considera hipotensora, antidiarreica y depurativa, ya que reduce los niveles de ácido úrico en la sangre.

Leche de quinoa

Es menos conocida que la de soja pero tiene altas propiedades nutritivas. La semilla de quinoa se cultiva en América del Sur, y tiene todas las características de los cereales aunque no lo es. Tiene alto contenido en proteínas de buena calidad, en almidón y en carbohidratos complejos. También en fibras.Es de fácil digestión, ya que no contiene gluten ni lactosa, y aporta ácidos grasos esenciales y aminoácidos además de magnesio, fósforo, hierro y potasio.

Las bebidas vegetales tienen mayor caducidad que la leche de vaca si se conservan en heladera.

Las bebidas vegetales tienen mayor caducidad que la leche de vaca si se conservan en heladera.

Leche de sésamo

La bebida vegetal del sésamo, junto a la de soja, es muy rica en lecitina. Es energético, reconstituyente nervioso y muscular, potencia la memoria y facultades intelectuales, protege la circulación, alcaliniza la sangre y es mineralizante y laxante. Está indicado en osteoporosis y debilidad ósea, caries, pérdida del cabello, debilidad pulmonar y encogimiento de encías. Es de gran utilidad en agotamiento, pérdida de memoria, estrés, insomnio, irritabilidad, depresión. Es un complemento nutricional excelente para personas con gran actividad intelectual, mental y física.

Leche de castañas

Se obtiene mezclando con agua castañas molidas, y se puede consumir fría o caliente tanto en desayunos como en salsas y postres. Es ideal para deportistas ya que es una buena fuente de energía. Es de fácil digestión, no contiene gluten ni lactosa. Ayuda a prevenir el cáncer de colon y a combatir el estreñimiento por su gran aporte en fibras. Aporta potasio por lo que se aconseja para personas con hipertensión. Tiene efectos antioxidantes e inmunológicos por su aporte en vitaminas C, y es de gran beneficio para quienes necesiten recuperarse de fatiga mental o física.

Leche de coco

Se obtiene exprimiendo pulpa de coco que se ralla o tritura y se mezcla con medio litro de agua hirviendo. Se coloca sobre un paño de algodón el coco triturado y se retuerce el paño hasta extraer todo el jugo. Se puede usar para preparar batidos o como refresco. No es lo mismo que agua de coco.Es una bebida energética, por su gran cantidad de nutrientes, azúcar y aceite. Se utiliza para preparar alimentos y cócteles. Es un buen laxante natural por su alto aporte en fibras, y se utiliza también para combatir parásitos intestinales y como diurética si es que padecemos retención de líquidos. Rica en vitaminas, minerales, fósforo, calcio y magnesio. Es 100 % vegetal, no contiene proteínas lácteas ni lactosa.

Leche de avena

Se elabora poniendo en remojo por 3 horas 200 gr de copos de avena. Se tritura la mezcla y pasa por colador fino, pudiendo saborizar con canela o vainilla en forma opcional, y endulzar con azúcar o edulcorante. Es de las más sabrosas y digestivas y tiene diversas propiedades. La avena es un cereal que produce menos efectos alérgicos que el trigo, el centeno o la cebada en quienes son alérgicos al gluten. Se obtiene con avena integral, aceite de girasol, sal y agua. De textura cremosa y suave, se puede tomar fría o caliente, y es ideal para el desayuno. Especialmente para quienes no toleran la leche de vaca ni digieren bien la de soja, o les produce pesadez.Puede utilizarse para espesar las salsas, cremas, helados, batidos y en toda receta en la que usaríamos leche de vaca. También para hacer mayonesa, reemplazando los huevos por la leche de avena. Muy utilizada entre estudiantes ya que calma los nervios y la ansiedad por su riqueza en vitamina B. También es una buena reguladora intestinal.

Leche de almendras y avellanas

La bebida de soja es la más rica en proteínas pero no es apta para bebés.

La bebida de soja es la más rica en proteínas pero no es apta para bebés.

Se comercializan líquidas o en pasta. Para elaborarla se ponen en remojo en un litro de agua por 4 horas 200 gr de avellanas o almendras. Se trituran hasta que queden bien molidas y se pasan por colador fino. Se puede saborizar con vainilla, canela, limón y azúcar.Son bebidas vegetales muy energéticas, con gran aporte de calorías y azúcares de absorción rápida. Son fuente de minerales como fósforo, calcio y potasio, vitamina A y B5. Están indicadas para adolescentes, niños, madres lactantes y personas convalecientes.

¿Por qué están en auge las bebidas vegetales?

Porque se ha comenzado a valorar sus múltiples beneficios sobre la salud y la silueta. Las dietas naturales proponen disminuir y  hasta suprimir nuestro consumo de leche de vaca. La propuesta es alternarla en un principio con leches vegetales, e ir  incorporándolas progresivamente en los desayunos, con el café con leche o con el yoghurt, y mezclarlas con copos de avena u otros cereales. También pueden consumirse en cualquier momento del día en un simple vaso caliente, y sustituir la crema de leche y su empleo en recetas y postres.

¿Cuáles son los beneficios de las bebidas vegetales?

Las personas con intolerancia a la lactosa, se ven muy motivadas a su consumo. En general, son bien recibidas ya que facilitan la digestión y deshinchan el cuerpo, siendo muy favorecidas las personas con constipación, diarrea, colón irritable y alergias.

¿Sabías qué…?

  • La cáscara de espelta  (variedad de trigo) se utiliza para rellenar almohadas de lujo
  • La NASA incluyó a la leche de quinoa en la dieta de astronautas gracias a su altísimo valor nutricional.
  • La leche de arroz no es lo mismo que el agua de arroz, ya que éste se obtiene hirviendo agua con arroz y se utiliza para cortar diarreas por su alto contenido en almidón. En cambio en la leche de arroz el almidón se “rompe” resultando un alimento regulador del intestino.