Camarones al ajillo

Son innumerables las recetas que se pueden hacer con camarones, un marisco muy similar a las gambas y langostinos que se consumen en numerosas partes del mundo.

Uno de los frutos de mar más conocidos es el camarón. Con él es posible realizar múltiples presentaciones. Si quieres descubrir una de las elaboraciones más ricas que existen a la hora de cocinarlos, apunta.

Cocinar camarones al ajillo puede resultar una delicia, pero si además le añades un toque de vino tinto y un poco de leche de coco, conseguirás deleitar a todos tus comensales. ¡Vamos a ello!

Camarones al ajillo

Ingredientes (para 4 personas)

  • 500 gramos de camarones
  • 250 gramos de langostinos
  • 1 cuchara de perejil fresco
  • 2 cucharas pequeñas de mantequilla
  • 1 lata de leche de coco (pequeña)
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 cuchara pequeña de pasta de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra y sal

Elaboración

En tan solo media hora conseguirás este delicioso plato. Y es que hay que tener en cuenta que los mariscos no tienen que tener una cocción demasiado prolongada para que así puedan conservar todo su sabor, por lo que no conviene alagar la preparación de esta receta y tener muy en cuenta los tiempos indicados.

Comienza poniendo en una sartén la mantequilla a fuego medio. Cuando esté casi derretida añade los camarones y los langostinos, previamente aderezados con la pasta de ajo, la sal y la pimienta negra. Saltea durante un par de minutos.

A continuación agrega el perejil fresco y el vino tinto y deja cocinar durante cinco minutos más aproximadamente. Rectifica de sal si es necesario. Añade la leche de coco y deja cocer durante un par de minutos más todos los ingredientes. Transcurrido este tiempo apaga el fuego.

Ten en cuenta que la leche de coco siempre debes añadirla al final de la cocción, porque de otra manera se evaporaría y solamente quedaría su contenido graso, y lo que estamos buscando en esta receta, es conseguir toda su cremosidad.

Puedes servir este plato como entrante, aunque si lo deseas puedes añadir otros ingredientes como por ejemplo unos fideos de arroz y así conseguirás un exquisito primer plato. En caso de querer optar por agregar este producto a tu receta, hazlo una vez los hayas hidratado con anterioridad en agua fría. De esta manera conseguirás un toque diferente. Y siempre agrégalos antes de añadir la leche de coco a la sartén.

¡Buen apetito!